La historia se centra en Hiroshi Mori, un adolescente japonés muy random que vive en un pequeño apartamento de una ciudad indeterminada y que compagina sus estudios en el instituto con su trabajo en un konbini. Como suele ser habitual en este tipo de mangas, sueña con liarse con una compañera de clase, pero no se atreve a dar el paso.

Una noche cualquiera oye como alguien llama insistentemente a la puerta del vecino. Como es muy tarde, y dudo mucho que en Japón sea habitual que alguien monte tal escándalo a esas horas, decide asomarse para ver quién es el causante de tanto alboroto.

Al abrir (¡ay, alma de cántaro, quién te mandará a ti meterte en estos follones), descubre a una mujer inusualmente alta, con una gabardina, bolsas de la compra y (¡oh, sorpresa!) pelo largo. - Nota mental: alguna vez tengo que investigar por qué los japoneses tienen esa obsesión con las chicas de pelo largo a las que no se les ve la cara. Por ejemplo, nuestra querida Sadako. -

Para no destripar mucho del argumento solo os diré que, al final, por ser un buen samaritano termina enredado en un asunto turbio del que parece que tendrá difícil escapatoria. Aquella mujer no es desde luego trigo limpio...

Como podéis ver el argumento no tiene mucho misterio pero, gracias a unas pequeñas dosis de gore, bastante terror psicológico y un dibujo que en ocasiones te pondrá los pelos de punta, el resultado final merece bastante la pena.

Cuando leí 'La mujer de la habitación oscura' hace años me gustó mucho, quizá porque, en parte, me apetecía una historia autoconclusiva donde no se metiera demasiada paja. Ahora que lo he recuperado, veo que el argumento está sobado hasta decir basta, pero el resultado sigue siendo entretenido.

A los que ya hayáis leído 'Dragon Head' el dibujo no os sorprenderá; es un poco más de lo mismo. Pero aquellos que no, os encontraréis con trazos sucios, caras con rasgos especiales y gran detalle en algunos fondos. No es de lo mejor que puedes encontrar en el mercado, pero es bastante decente.
En definitiva, un manga imprescindible para los amantes del terror asiático.